Magnesium Complex (100 cap)

1859

El magnesio ayuda a que los músculos se relajen y maximiza la producción de energía, apoyando al sistema nervioso y al estructural. Provee 100 mg por capsula en una mezcla de alta absorcion de Citrato de Magnesio quelado y Malato de Magnesio quelado.

More details


$ 19.900

Añadir a mi wishlist

Mas Informacion

Beneficios:

  • Altamente biodisponible.
  • Alcalinizante.
  • Contribuye a la producción de energía
  • Promueve la salud óseo-muscular
  • Apoya a los sistemas nervioso, estructural y cerebral.
  • Provee 100 mg citrato de magnesio quelado y malato de magnesio quelado.
  • Aprobado para vegetarianos y Kosher.

Cómo funciona:

El magnesio es un mineral esencial, sumamente importante para la producción de energía y para más de 300 reacciones enzimáticas en el cuerpo y el metabolismo. El corazón, cerebro y riñones no pueden funcionar correctamente sin los niveles adecuados de magnesio. El magnesio es usado en reacciones para formar el ácidotricarbóxílico (TCA), que ayuda al ciclo de producción de energía celular. Además está involucrado en las contracciones de los músculos lisos, afectando elcorazón, el tracto gastrointestinal, urinario y reproductivo femenino. Ayuda a metabolizar los carbohidratos, proteínas y grasas, además de otros minerales y nutrientes, incluyendo vitamina C.

Ingredientes:

100mg por capsula de Citrato de magnesio y malato de magnesio de pureza garantizada.

Recomendación:

Tomar 1 cápsulas con las 3 comidas principales.


Tambien disponible como Magnesium 250mg en 180 Tabletas




Información Ampliada

Magnesium Complex ofrece dos formas fácilmente absorbibles y biodisponibles, listas para ser utilizadas por el cuerpo, de citrato de magnesio alcalinizante y malato de magnesio. Magnesio Complex, contiene estas dos formas diferentes de magnesio quelado para garantizar una absorción óptima, con cada cápsula que proporciona 100 mg de magnesio.
El magnesio es un mineral esencial involucrado en casi todas las funciones del cuerpo. Por ejemplo, el magnesio es necesario para la salud cardíaca, producción de ATP (trifosfato de adenosina, la molécula que proporciona energía a las células), formación de hueso y proteína, funcionamiento saludable de los nervios y músculos y la regulación de la presión arterial y los niveles de azúcar en la sangre, magnesio juega un papel importante en la secreción y función de la insulina. El magnesio también ayuda a mantener el equilibrio ácido-alcalino del cuerpo y es necesario para que el calcio funcione adecuadamente. Además, se necesita magnesio para un tono muscular, nervioso y vascular saludable y se cree que ayuda a prevenir los espasmos de los vasos sanguíneos.
La determinación de la deficiencia de magnesio a menudo puede ser difícil, ya que la deficiencia de magnesio puede presentarse con muchos signos y síntomas. Los síntomas de la deficiencia de magnesio incluyen ansiedad, agresión, pérdida de apetito, convulsiones, calambres, depresión, fatiga, pérdida de la audición, impotencia, insomnio, espasmos musculares, trastornos neuropsiquiátricos, nerviosismo, temblores y debilidad. Los estudios en animales han demostrado que la deficiencia de magnesio también causa un aumento significativo de los radicales libres y la consiguiente lesión tisular, disminuye la respuesta inmune específica y acelera la degeneración progresiva del timo. Además, la deficiencia de magnesio puede provocar trastornos cardiovasculares como angina de pecho (dolor de pecho causado por la falta de suministro de oxígeno al corazón), arritmia cardíaca (ritmo cardíaco anormal), hipertensión (presión arterial alta) y enfermedad arterial coronaria (CAD), una condición que involucra el estrechamiento progresivo y el endurecimiento de las arterias, también conocida como aterosclerosis. De hecho, las enfermedades cardiovasculares (arritmias cardíacas, hipertensión e insuficiencia cardíaca) encabezan la lista de trastornos asociados con la hipomagnesemia (niveles sanguíneos anormalmente bajos de magnesio). La investigación muestra que los niveles sanguíneos de magnesio son bajos en pacientes con espasmos arteriales coronarios (que privan al músculo cardíaco del flujo sanguíneo y oxígeno), isquemia miocárdica (una afección cardíaca causada por un flujo sanguíneo insuficiente al músculo cardíaco), prolapso de la válvula mitral (a tipo de enfermedad cardíaca en la cual la válvula mitral no puede regular el flujo sanguíneo entre la aurícula izquierda y el ventrículo izquierdo del corazón) y taquiarritmia cardíaca (latidos cardiacos excesivamente rápidos acompañados de arritmias). También se han documentado niveles bajos de tejido y sangre de magnesio en pacientes antes, durante y después del infarto de miocardio (ataque cardíaco). Además, estudios recientes han implicado la falta de magnesio suficiente como causa de hipertensión y preeclampsia, un trastorno de la hipertensión que ocurre en el embarazo, acompañado de edema (retención de líquidos) y proteinuria (proteína en la orina) en mujeres embarazadas. Un estudio de 2003 en el que participaron 63 mujeres embarazadas de ingresos medios y altos confirmó que la ingesta de magnesio de los participantes era inferior a la óptima. 

La deficiencia de magnesio es común entre las personas que toman antibióticos, anticonceptivos orales, medicamentos recetados que "agotan el potasio" (es decir, diuréticos similares al bucle y tiazídicos) o demasiados laxantes. Sin embargo, la ingesta de magnesio en la dieta entre la población general también suele ser subóptima: las estimaciones indican que hasta un 60% de la población de EE. UU. Puede estar en riesgo de deficiencia de magnesio.
Afortunadamente, la administración de suplementos de magnesio se ha utilizado con éxito para tratar una amplia gama de problemas médicos, como asma, síndrome de fatiga crónica, migrañas, enfermedades cardíacas y arritmias cardíacas, y ciertos tipos de incontinencia urinaria. La terapia de magnesio es de acción rápida, tiene una relación tóxica-terapéutica segura, y es fácil de administrar y controlar. Además, el uso clínico de magnesio en la preeclampsia y el infarto agudo de miocardio confirma su seguridad y tolerabilidad.

La investigación ha demostrado que los niveles de magnesio son crónicamente bajos en asmáticos. El magnesio es necesario para ayudar a relajar los tubos bronquiales y el músculo liso del esófago, y la evidencia respalda su uso en el asma grave. Un estudio de las concentraciones de magnesio en 25 pacientes con asma bronquial, en comparación con 9 sujetos sanos de la misma edad, reveló deficiencia de magnesio en las reservas corporales totales en el 40% de los pacientes asmáticos y solo el 11% de los participantes sanos. Los resultados de otro estudio demostraron una fuerte correlación positiva entre el magnesio intracelular y el nivel de reactividad bronquial: las concentraciones de magnesio intracelular en el grupo de pacientes con asma leve a moderada fueron significativamente más bajas que las de los sujetos no asmáticos.
El magnesio también parece jugar un papel importante en la patogénesis (origen y desarrollo) de las migrañas. Según la investigación, hasta el 50% de los pacientes con migraña tienen deficiencia de magnesio. En un estudio alemán de 1996 con 81 pacientes con migraña, el 41.6% de los participantes que tomaron magnesio oral experimentaron una reducción tanto en la duración como en la intensidad de los ataques de migraña, y también redujeron su dependencia de los medicamentos para controlar sus migrañas. En 2003, se publicaron los resultados de un ensayo aleatorizado, doble ciego, controlado con placebo, de grupos paralelos en el que participaron 86 niños (edades 3-17). Todos los niños participantes informaron una historia de al menos 4 semanas de dolores de cabeza moderados a severos con una calidad palpitante o pulsátil, anorexia / náuseas asociadas, vómitos, fotofobia (aversión a la luz), sonofobia (aversión al sonido), pero sin fiebre o evidencia de infección. La administración oral de suplementos de magnesio (9 mg / kg divididos en 3 comidas diarias durante 16 semanas) produjo una disminución estadísticamente significativa en la frecuencia de dolores de cabeza, sin disminución observada en el grupo placebo, así como una gravedad del dolor de cabeza significativamente menor en comparación con el grupo placebo Otros dos estudios doble ciego también indican que los suplementos crónicos de magnesio oral pueden reducir la frecuencia de las migrañas.

Además, el magnesio demuestra un efecto protector contra el daño fisiológico inducido por el estrés. La investigación ha demostrado una correlación negativa entre el balance de magnesio y el estrés oxidativo: el estrés o la lesión crónica reduce los niveles de magnesio al tiempo que aumenta la intensidad del estrés oxidativo en el cuerpo. Tanto la deficiencia de magnesio como el estrés oxidativo se han identificado como factores patogénicos en el envejecimiento y en varias enfermedades relacionadas con la edad, como el daño cardiovascular inducido por el estrés. Cuando existe deficiencia de magnesio, el estrés paradójicamente aumenta el riesgo de daño cardiovascular, incluidas arritmias, hipertensión, constricción y oclusión cerebrovascular y coronaria (endurecimiento y cierre / obstrucción de los vasos sanguíneos del cerebro y las arterias que irrigan el corazón) y muerte súbita cardíaca (muerte resultante de una pérdida inesperada y abrupta de la función cardíaca). Por lo tanto, el estrés, ya sea físico (frío, calor, quemaduras, trauma accidental / quirúrgico o esfuerzo físico) o emocional (es decir, ansiedad, dolor, excitación o depresión), así como el estrés resultante de la disnea (dificultad para respirar) como en asma, aumenta la necesidad de magnesio. Sin embargo, se ha demostrado que el tratamiento con magnesio aumenta significativamente los niveles de magnesio intracelular, en comparación con el placebo, para reducir el daño oxidativo inducido por el estrés. Por ejemplo, un ensayo aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo de 6 meses de 187 pacientes con enfermedad arterial coronaria (CAD) encontró que la administración de suplementos de magnesio (365 mg de citrato de magnesio por día) aumentó significativamente el tiempo de duración del ejercicio (tolerancia al ejercicio) en comparación con placebo, y un menor dolor en el pecho inducido por el ejercicio. Los parámetros de calidad de vida también mejoraron significativamente en el grupo de magnesio.

La deficiencia de magnesio también es común entre los pacientes con cálculos renales (riñones). La investigación ha demostrado una clara correlación inversa entre la concentración de magnesio y la formación de cristales de oxalato de calcio, que crecen en el tracto urinario y forman más del 70% de los cálculos renales. Una investigación clínica multicéntrica que involucró a mujeres posmenopáusicas identificó 1,179 casos de cálculos renales, con uno de los tres principales factores de riesgo para la aparición de cálculos renales es una baja ingesta dietética de magnesio. Los estudios han demostrado que el magnesio actúa como un inhibidor de la cristalización del oxalato de calcio: el magnesio ayuda a aumentar la solubilidad de los cristales de oxalato de calcio y aumenta la excreción urinaria de calcio al inhibir la reabsorción renal de calcio. Por lo tanto, se sugiere la administración de suplementos de magnesio para prevenir la deficiencia y la recurrencia de la formación de cálculos.
Las mejores formas de magnesio suplementario parecen ser las quelatadas a un aminoácido o un intermediario de ciclo de Krebs, como citrato o malato. Los intermedios de ciclo de Krebs son compuestos utilizados en el ciclo de Krebs (también conocido como el ciclo del ácido cítrico), el proceso metabólico que produce energía dentro de las células. Estas formas de magnesio suplementario parecen ser mejor utilizadas, absorbidas y asimiladas que las formas minerales inorgánicas (es decir, carbonatos, cloruros, óxidos). De hecho, la investigación ha demostrado que el citrato de magnesio es más soluble y más biodisponible, con respecto a la capacidad de absorción gastrointestinal, que el óxido de magnesio.



NOTA: La Información Ampliada esta destinada solo con fines educativos y de investigación y no pretende prescribir, prevenir, tratar o curar dolencias o enfermedades. La información ampliada no es proporcionada por Nature´s Sunshine Products Inc. Pero ha sido aprobada por Médicos Naturópatas.

Reseñas

Valoración 
17/05/2020

Magnesium Complex (100 cap)

El magnesio quelado ayuda a combatir la depresión, a reducir la presión arterial y tiene efectos antiinflamatorios. Adquirirlo a través de Sunshine online fue muy fácil, y al tercer día me llegó a casa (vivo en Temuco)

  • 1 de 1 personas encontraron esta crítica útil.
Valoración 
06/05/2020

Músculos

Este producto es muy útil para compensar el ácido láctico post ejercicio.

Encargué el producto y llegó rápidamente, ojalá pudiesen mantener el stock.

  • 1 de 1 personas encontraron esta crítica útil.

Escribe tu opinion

Magnesium Complex (100 cap)

Magnesium Complex (100 cap)

El magnesio ayuda a que los músculos se relajen y maximiza la producción de energía, apoyando al sistema nervioso y al estructural. Provee 100 mg por capsula en una mezcla de alta absorcion de Citrato de Magnesio quelado y Malato de Magnesio quelado.

Escribe tu opinion

30 otros productos de la misma categoría:

Los clientes que compraron este producto también han comprado...